La Feria de Sant Miquel y el Salón Eurofruit quieren ser un escaparate virtual para los expositores durante todo el año

Feria de Lleida hace balance provisional de la edición de este año y califica de “éxito” sólo el hecho de celebra los certámenes ‘virtuales’, una experiencia innovadora que habrá que aprovechar en el futuro

La Feria Agraria de Sant Miquel y el salón Eurofruit pretenden que la edición de este año, marcada por la pandemia de la Covid-19 que ha hecho que la mayor parte de las actividades sean online, sirva para tomar impulso y que las próximas celebraciones tengan un carácter más tecnológico y que los expositores puedan aprovechar el escaparate que la feria les ofrece durante todo el año, además de los días de celebración presencial de la misma, que lógicamente se quiere recuperar. Esta es la idea principal defendida hoy por el presidente de la Cámara de Comercio de Lleida y de la Comisión Delegada de la Feria de Lleida, Jaume Saltó, que ha hecho balance provisional de la 66 edición de la Feria Agraria de Sant Miquel y de la 35ª edición del salón Eurofruit.

Saltó afirmó que “la exposición virtual está funcionando muy bien porque los expositores reciben muchas visitas y esperamos que esto les ayude en sus ventas durante todo el año”. Según él, hay que calificar la feria de este año de “un éxito sólo por el hecho de hacerla, aunque nos hubiera gustado más celebrarla de manera presencial, lo que habría ayudado más a dinamizar la economía del territorio “.

En todo caso, “todos los patrones de Fira de Lleida estuvimos de acuerdo en que había que hacer la feria”, dijo Saltó, que sin embargo ha lamentado la pérdida del impacto económico que generan la Feria de Sant Miquel y Eurofruit sobre el territorio, valorado en unos 8 millones de euros en sectores tan castigados como los servicios para ferias (montajes de stands, seguridad y otros), la hostelería, la restauración, el comercio o el transporte, inversiones “que este año no tendremos y que nos habrían ayudado a recuperar nuestra economía “.

Saltó también comentó que el hecho de no tener expositores presenciales, evidentemente, “tendrá un impacto económico, pero Fira de Lleida es solvente y, de hecho, ya trabaja en la próxima edición de Sant Miquel y de Municipalia, que son dos eventos estratégicos “. Saltó ha insistido en que esta edición atípica “nos ha servido para avanzar en la digitalización de las jornadas técnicas y ya trabajamos para que en el futuro también haya más tecnología entre las empresas expositoras y en la maquinaria que muestren”.

Por su parte, Oriol Oró, director general de Fira de Lleida, ha añadido que han hecho suyo el modelo de promocionar de manera virtual los expositores durante todo el año, una vía sobre la que habrá que hacer incidencia en el futuro. También ha dicho que todavía hay actividades técnicas programadas y que, por tanto, es pronto para hacer un balance definitivo. En todo caso, la docena de actividades técnicas programadas han atraído a cientos de participantes.

En el acto de balance provisional de la Feria de Sant Miquel también han estado presentes el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Lleida, Paco Cerdà; el director de los Servicios Territoriales de Empresa y Conocimiento de la Generalitat en Lleida, Ramon Alturo, y el vicepresidente del Patronato de Promoción, Carles Gibert.

Hay que recordar que Fira de Lleida decidió celebrar la Feria de Sant Miquel en este formato básicamente digital para mantener el importante papel de plataforma de formación e información que tiene el salón desde hace décadas y “por respeto” a las entidades que han trabajado en los últimos meses para organizar actividades técnicas para esta edición. En este sentido, se han desarrollado diversas actividades en formato digital, que se han podido seguir vía streaming interactuando vía chat y que luego quedarán colgadas para posibles consultas posteriores.

También ha habido actos de tipo presencial, como la visita de la misión empresarial comercial bielorrusa (con reuniones de negocio y una presentación empresarial). En esta visita de la delegación de la ex-república soviética ha destacado la incorporación de la prestigiosa empresa productora de tractores MTW, la quinta en importancia del mundo en su sector y que se ha presentado “oficialmente” en Lleida como puerta de entrada para su comercialización en España y el sur de Europa.

Igualmente ha tenido carácter presencial la entrega del 49º Premio del Libro Agrario y el 5º Premio del Artículo Técnico Agrario, galardones dotados con 4.000 € que se organizan anualmente en el marco del salón leridano. Las actividades presenciales se han hecho en La Llotja de Lleida y en la sede del Magical Media.