La consellera Jordà califica de “gran feria” la de Sant Miquel y defiende precios justos para el sector

Las autoridades destacan el certamen como un espacio de debate y exposición clave para empresas y productores

Alertan durante la inauguración de los riesgos de futuro como el Brèxit, la desaceleración económica o la emergencia climática

La consellera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat, Teresa Jordà, ha calificado de “feriaza” el certamen de Sant Miquel y Eurofruit que ha inaugurado esta mañana. La consellera ha argumentado este singular adjetivo en que “de ferias hay muchas, pero de este nivel cuesta mucho y no es fácil de organizar”. Jordà, que ha inaugurado la feria por segunda vez, ha añadido que este evento es siempre una muestra de la vitalidad del sector agrario y que “la excelencia avala la feria de Lleida como referente catalán y también estatal e internacional”.

Teresa Jordà ha centrado sus intervenciones en el discurso inaugural y después en la atención a los medios de comunicación en la necesidad de conseguir precios justos para los agricultores y ganaderos. Ha explicado que hay una apuesta decidida por la modernización, la innovación y la transferencia tecnológica en el sector primario, pero que “si no somos capaces como país, como sociedad y como personas de valorizar a los productores y que éstos tengan unos precios justos, no servirá de nada todo lo demás”. Será necesario, ha añadido, “agitar” el país y el gobierno para que entienda los retos de futuro del sector y la importancia de la agricultura.

La consellera de Agricultura ha destacado que en el futuro próximo tendremos que hablar de la agricultura del conocimiento y ha enumerado algunos retos de futuro, como la comercialización y la innovación, pero sobre todo ha subrayado el relevo generacional como uno de los objetivos del departamento porque entiende que los jóvenes son la clave para el futuro de las zonas rurales y de la agricultura y la ganadería, al igual que una mayor presencia de la mujer. “Tenemos que ser capaces de seducir y enamorar a los jóvenes, imprescindibles para el futuro agrario”.

Finalmente, ha anunciado a los medios de comunicación que asume la demanda de organizaciones agrarias para impulsar antes de la próxima Feria de Sant Miquel y Eurofruit un pleno monográfico en el Parlamento de Cataluña sobre el sector agrario.

Por otra parte, el acto inaugural de la 65 edición de la Feria de San Miguel y el 34º salón Eurofruit ha contado también con la participación del secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Fernando Miranda, que ha elogiado la feria como un punto de encuentro para empresas y productores del sector agrario y para conocer de primera mano las tendencias y claves de futuro, especialmente en los ámbitos de la maquinaria agrícola y la fruticultura.

Miranda ha recordado los programas de apoyo a la renovación de maquinaria para que las explotaciones sean más eficientes, viables y competitivas. También ha destacado el sector porcino como uno de los pilares de la economía leridana en un periodo en el que las exportaciones están funcionando muy bien, siendo España la segunda potencia europea y la cuarta del mundo en exportación de carne de porcino. A pesar de este buen momento, ha dicho que no hay que bajar la guardia por la amenaza de la peste porcina africana. Finalmente, el secretario general del ministerio también se ha mostrado preocupado por los precios que perciben los productores y ha animado a las organizaciones empresariales del sector a hacer los ajustes en la oferta para valorizar la producción.

Por su parte, el alcalde de Lleida y presidente de Fira de Lleida, Miquel Pueyo, ha recordado los orígenes feriales de la ciudad en el siglo XIII gracias a un privilegio del rey Jaume I y como este certamen es “un gran espacio de debate y exposición de la industria agroalimentaria”. El paer en cap ha situado la agricultura como un sector estratégico de la economía leridana y catalana y ha recalcado que la feria es un exponente, al igual que otras instituciones locales como Mercolleida, el Parque Científico y Tecnológico Agroalimentario o la UdL, destacando también la internacionalización de la feria.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Lleida y presidente de la comisión delegada de Fira de Lleida, Jaume Saltó, ha definido el salón como “un escaparate permanente del sector y de su evolución en el territorio”. Saltó ha alertado del agotamiento del crecimiento económico mundial y de las repercusiones del Brexit, hechos que pueden afectar a las exportaciones y perjudicar a los productos leridanos. No obstante, cree que hay que reforzar la internacionalización y la innovación, y que la feria ayuda a definir esta estrategia. Jaume Saltó ha agradecido el esfuerzo de la Generalitat con 352 millones para completar la red de regadíos del Canal Segarra-Garrigues y ha pedido el apoyo del Gobierno estatal para modernizar el Canal de Urgell, que riega 75.000 hectáreas.

En cuanto al presidente de la Diputación, Joan Talarn, ha calificado la Feria de Sant Miquel y el salón Eurofruit como “la mejor herramienta para mostrar la capacidad productiva de las tierras de Lleida”. También ha reclamado esfuerzos para mejorar la comercialización, la innovación y la investigación en el primer sector para así favorecer unos precios más justos para los agricultores. Igualmente,  ha descrito las amenazas cercanas para el sector, como son el Brexit, la posible reducción del presupuesto de la PAC, la falta de relevo generacional o la emergencia climática.

Como proyectos de futuro vinculados a la Diputación, Talarn ha recordado el despliegue de fibra óptica en todo el territorio leridano y pruebas piloto con tecnología 5G, pero ha lamentado la falta de inversiones de otras administraciones en infraestructuras, como carreteras y el Corredor del Mediterráneo.

 

Print Friendly, PDF & Email