El autoconsumo eléctrico está registrando una explosión en el ámbito agrario

Joan Herrera dice que el coste de la energía fotovoltaica ha bajado un 80% en 5 años

El nuevo decreto de autoconsumo eléctrico aprobado este año ha hecho viables económicamente muchas instalaciones que antes no lo eran”, afirma un ponente

“El autoconsumo eléctrico está registrando una explosión positiva en el ámbito agrícola”, ha afirmado Joan Herrera, abogado y ex director general del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), en el marco de la jornada “Presente y futuro de las energías renovables: el autoconsumo en explotaciones agrícolas y ganaderas”. Herrera ha explicado que el coste de la energía fotovoltaica ha bajado un 80% en los últimos 5 años, lo que, añadido a un cambio normativo favorable, “nos dan unas expectativas muy buenas”.

El ponente ha dicho que faltan algunos aspectos por definir, como el modelo de reparto entre autoconsumidores que comparten un sistema, pero que en general “ya no hay muchas dificultades para implementar sistemas de autoconsumo”. La jornada, celebrada en el marco de la Feria de Sant Miquel y del salón Eurofruit, ha sido organizada por Unió de Pagesos.

Cabe decir que en el 2018 el número de instalaciones creció en un 80% respecto al año anterior, aunque el incremento de la potencia instalada fue del 40%, lo que indica que la mayor parte las instalaciones puestas en marcha en 2018 eran de tamaño pequeño.

Griselda Bosch, representante de Agroxarxa, ha afirmado que las líneas de ayuda destinadas a mitigar el cambio climático contempladas en el nuevo Programa de Desarrollo Rural (PDR) facilitan las inversiones del agricultor y el ganadero destinadas, entre otros aspectos, el autoconsumo energético a través de placas solares. “El profesional del campo cada vez se lanza más a estas alternativas, que suponen un notable ahorro energético y económico”. En las granjas, ha aseverado, esto es evidente tanto en las viejas como en las nuevas, y también en explotaciones agrícolas de todo tipo, desde las grandes a las familiares.

Las ayudas también van dirigidas a ámbitos como la reducción de la gestión de purines —aplicadores, etc.—, instalación de GPS en sembradoras y vehículos agrícolas o adaptación de edificios de uso agrario para hacerlos más eficientes (aislamiento del techo, ventanas, ventilación, iluminación, etc.). Estas ayudas estatales son de un mínimo del 40% y un máximo del 65% (dependiendo del grado de cumplimiento de los requisitos exigidos).

“El nuevo decreto de autoconsumo eléctrico aprobado el mes de abril de este año ha hecho viables económicamente muchas instalaciones que antes no lo eran, ya que valorizan los excedentes”, ha afirmado Miquel Trepat, gerente de Katae, quien ha explicado que el nuevo marco legislativo “es un primer paso para democratizar la energía, que hasta ahora era un monopolio”.

Trepat ha dicho que ahora titulares de sistemas de autoconsumo eléctrico, si quieren valorizar los excedentes, pueden hacer dos cosas, pedir a pequeñas compañías (como Holaluz) que reste el valor de los excedentes de la factura de consumo (si los excedentes son pequeños) , o directamente darse de alta como productores (si los excedentes son importantes).

Print Friendly, PDF & Email