Identificación genética de muestras caninas para sancionar a los infractores

Trece municipios de Cataluña y Baleares ya están aplicando este sistema con resultados mus satisfactorios

 

Las deposiciones de perro tienen los días contados en los espacios públicos. La empresa Vetgenomics ha desarrollado una herramienta que permite la identificación genética de las muestras caninas para reducir la problemática de las deposiciones en la vía pública, así como la identificación de perros robados y abandonados. Oscar Ramírez, responsable del proyecto Can-ID, ha presentado hoy en Municipalia este sistema que ya han implementado 11 ayuntamientos de Cataluña —uno de ellos, la Seu d’Urgell— y dos de las Islas Baleares, con resultados muy satisfactorios.

 

Este servicio requiere el censo de todos los perros del municipio. Cuando ya están identificados genéticamente mediante una analítica, a partir de las muestras de heces se puede empezar a hacer la comparativa con los perfiles de la base de datos, identificar el animal y aplicar la sanción correspondiente. Respecto a la fiabilidad de las pruebas, Òscar Ramírez explica que utilizan 120 marcadores para asegurarse de que corresponden al animal correcto. El sistema Can-ID incluye información adicional (tamaño, forma de cráneo, etc.) que permite elaborar un retrato robot del perro al que pertenece la muestra.

 

Ramírez comenta que “cada vez hay más sensibilización al respecto, ya que no sólo es un tema de molestia para los demás, sino que es un problema de sanidad pública, ya que los parásitos de las heces pueden causar ceguera y tumores en los humanos”. Añade que, el tema de las sanciones, que en muchos municipios llegan a los 300 euros, es altamente disuasorio y favorece que los propietarios sean mucho más cuidadosos en la recogida de las deposiciones de los perros.

 

Por lo que respecta al precio medio que supone para un ayuntamiento la aplicación de este sistema, es de unos 24 euros por analítica de sangre ­–necesaria para elaborar el perfil genético y el censo inicial– y de unos 35 euros para analizar las heces recogidas.

 

Como datos curiosos, el responsable del proyecto Can-ID, ha explicado que se calcula que en el mundo hay más de 600 millones de perros y que actualmente en Barcelona, por ejemplo, hay censados ​​más perros –más de 150.000– que niños menores de 9 años –menos de 140.000–.

 

Más información: Òscar Ramírez 615 10 45 20

Print Friendly, PDF & Email