El camping debate sobre la entrada de inversores y cadenas en el sector

La limitación en el porcentaje de bungalós y el cambio climático, entre las principales preocupaciones de los propietarios y gestores de campings

La gran mayoría de campings son propiedad o están dirigidos por empresas familiares, pero en los últimos años, tanto en Catalunya como en España, se están empezando a producir cambios en este sector, por lo que grupos inversores y cadenas aterrizan en este negocio turístico con fuerza, generando inversiones, competencia y nuevos atractivos. Este hecho ha centrado buena parte de la jornada técnica celebrada esta mañana en el marco de Innocàmping.

Bajo el título “Campings: cruce de caminos”, diferentes ponentes, entre expertos y gestores, han debatido la situación actual y el futuro de un sector que crece, que cada vez tiene más seguidores y que ha soportado de manera satisfactoria la última crisis económica. La presidenta de la Federación Española de Campings, Ana Beriain, ha explicado que “estamos en un sector cambiante y en proceso de crecimiento. En el futuro habrá más campings en España y más oferta, pero habrá espacio para todos “.

La presidenta del sector nacional del camping ha añadido que la entrada de inversores y grupos hoteleros es un hecho, aunque “no lo tendrán fácil por el carácter de empresa familiar del sector y que, además, no quiere vender  Finalmente, Ana Beriain ha dicho que está más preocupada por el cambio climático, y como este hecho puede perjudicar a muchos campings en un futuro que en una crisis económica.

Los expertos y propietarios de campings, que han llenado el salón Segrià de Fira de Lleida, han mostrado su preocupación por la diferencia de normativas existentes entre las diferentes autonomías de España y también en Europa, lo que condiciona la competitividad del sector. Igualmente, la limitación en el número de bungalós permitidos por camping también condiciona su potencial, poder crecer o traspasar la instalación a una cadena. Del mismo modo, algunos ponentes han expuesto que la entrada de grupos inversores y la creación de cadenas tiene hoy una implantación relevante en Francia, pero que en España y Cataluña es todavía muy incipiente, al igual que en Italia.

La jornada ha servido también para que directivos de algunas de estas cadenas de campings expusieran sus proyectos y los beneficios que conlleva a los asociados. Estos ejemplos han sido la cadena francesa Capfun con 120 campings, 6 de ellos en Cataluña y España; Camping Red, con 32 en el país, pero hasta 109 con alianzas con grupos franceses; el grupo catalán Sènia, con 6 instalaciones, y Magic Camping Resorts, que ahora tiene dos en la Costa Blanca. Sus directivos han destacado la mejora que supone la gestión unificada económica y de reservas, la reducción de costes con centrales de compras, la publicidad compartida o la gestión del banco de datos y fidelización de clientes, entre otros aspectos. Algunos de ellos también expusieron sus experiencias con campings tematizados.

Print Friendly, PDF & Email