La Feria de Sant Miquel y Eurofruit se mantienen en formato digital

Pese a la voluntad de los organizadores, la evolución de la pandemia y la consecuente incertidumbre generada en el sector empresarial desaconsejan mantener el planteamiento clásico del salón leridano

La Feria Agraria de Sant Miquel y Eurofruit vivirán este año su edición más atípica, sin expositores físicos y “reconvertidos” en un certamen digital que ofrecerá un catálogo de expositores online, promocionado a través de las redes, y diversas actividades técnicas a través de Internet, tales como jornadas y conferencias (se mantendrán excepcionalmente algunos actos presenciales). La Comisión Delegada de la Fundación Fira de Lleida, “a pesar del ingente esfuerzo técnico, económico y humano” llevado a cabo por la Institución ferial para celebrar el salón, ha tomado esta decisión tras evaluar la situación actual con profundidad y tras sondear el sector, que ve con incertidumbre la evolución presente de la pandemia y las medidas que puedan tomar día a día las autoridades sanitarias.

Jaume Saltó, presidente de la Comisión Delegada de la Fundación Fira de Lleida y de la Cámara de Comercio de Lleida, ha explicado que los patrones de la Fundación Fira de Lleida ha concluido que, a pesar alcanzar un 85% de superficie de exposición reservada durante verano, la incertidumbre provocada por la coyuntura sanitaria en el sector no permite garantizar una feria con los contenidos y la masa crítica de visitantes adecuados. Saltó explicó que la situación sanitaria a fecha de hoy genera muchas dudas y que, ante un futuro cercano poco claro, en la última semana muchas firmas han mostrado reticencias a exponer.

Saltó ha lamentado también la pérdida del impacto económico positivo que la Feria de Sant Miquel y Eurofruit generan sobre el territorio, valorado en unos 8 millones de euros en sectores tan castigados como los servicios para ferias (montaje de stands, seguridad , etc.) la hostelería, la restauración, los transportes o el comercio, entre otros.

En relación a la organización de la edición de este año, los representantes de Fira de Lleida han explicado que durante el primer semestre del año tuvieron lugar la labor comercial de Fira de Lleida y la contratación del espacio por parte de las empresas (logrando el citado 85%), que contrataron con la voluntad de asistir a la feria pero con la incógnita de la evolución de la pandemia y la situación real en el mes en septiembre. El 22 de julio el Plan territorial de protección civil de Cataluña (Procicat) aprobó un plan específico para las ferias, y durante el mes de agosto Fira de Lleida trabajó bajo presión e incertidumbre buscando y contactando con proveedores tecnológicos que permitieran cumplir la normativa y celebrar la feria con garantías, y se redefinió y adaptar todo el certamen al nuevo protocolo.

El 2 de septiembre se presentó a la Comisión Delegada de Fira de Lleida el plan para la feria y se aprobó la celebración del salón con las medidas adoptadas para garantizar el cumplimiento de la normativa del Procicat, y a continuación se informó de las características del nuevo planteamiento del salón al sector, el cual ha manifestado sus inquietudes y temores ante la situación presente y futura de la pandemia y se ha cuestionado la viabilidad de la feria presencial con las medidas exigidas por el Procicat.

Las instituciones integrantes del Patronato de la Fira de Lleida reiteran que, precisamente por la situación económica generada por la pandemia de la Covidien-19, durante estos meses se ha hecho un gran esfuerzo para poder celebrar la edición de este año de Sant Miquel y de Eurofruit con las máximas garantías de seguridad, considerando estos salones como una palanca de reactivación económica y generación de confianza empresarial, así como un signo de la progresiva vuelta a la normalidad. En este sentido, estaba previsto implementar un sistema de vanguardia con Inteligencia Artificial para asegurar el cumplimiento y la trazabilidad de las medidas fijadas en el plan de acción del Procicat y garantizar la seguridad de visitantes, de expositores y de organizadores.

Actividades técnicas y profesionales

Por otro lado Fira de Lleida considera que, más allá de las limitaciones de esta solución, es conveniente celebrar la Feria de Sant Miquel en este formato básicamente digital para mantener como mínimo el papel de plataforma de formación e información que tiene el salón desde hace décadas y “por respeto” a las entidades que han trabajado en los últimos meses para organizar actividades técnicas para esta edición.

En este sentido, el director general de Fira de Lleida, Oriol Oró, ha anunciado que se han programado ya diversas actividades en formato digital, que se podrán seguir vía streaming interactuando vía chat y que luego se mantendrán en la web para posibles consultas posteriores.

También habrá algún acto de tipo presencial, como la visita de la misión empresarial comercial bielorrusa (con reuniones de negocio y una presentación empresarial). En esta visita de la delegación de la ex-república soviética destaca la incorporación de la prestigiosa empresa productora de tractores MTW, la quinta en importancia del Mundo en su sector, y que se presenta “oficialmente” en Lleida como puerta de entrada para su comercialización en España y el sur de Europa.

Igualmente tendrá carácter presencial la entrega del 49º Premio del Libro Agrario y el 5º Premio del Artículo Técnico Agrario, galardones dotados con 4.000 € que se organizan anualmente en el marco del salón leridano. El acto tendrá lugar el día 25 de septiembre. Las actividades presenciales se realizarán en La Llotja de Lleida y en la sede del Magical Media.

La 66ª edición de la Feria Agraria de Sant Miquel y la 35ª edición del salón Eurofruit tendrán lugar del 24 al 27 de septiembre.

Print Friendly, PDF & Email