La agricultura regenerativa puede aumentar en un 25% la productividad del suelo

Es respetuosa con el medio ambiente, resulta rentable para el agricultor y aporta al consumidor productos más saludables

 

La agricultura regenerativa puede aumentar en un 25% la productividad del suelo, es sostenible y rentable para el agricultor y aporta al consumidor productos más saludables. Esta es una de las conclusiones de la presentación de “GeaOrgància: producción integrada, agricultura ecológica, agricultura regenerativa, agricultura biodinámica, ganadería extensiva y topografía aplicada”, que ha tenido lugar esta mañana en el marco de la Feria de Sant Miquel de Lleida.

Jesús Alberto García, representante de GeaOrgància, explica que los principales rasgos de la agricultura regenerativa —que se aplica en España desde hace tan sólo hace 5 años— son su carácter respetuoso con el medio ambiente (sustituye los productos químicos para zumos orgánicos —productos correctores minerales— para incrementar la fertilidad) y es rentable para el agricultor, ya que a partir de una inversión inicial de 3 años, los campos ya sólo necesitan un mantenimiento básico.

Según García, “este nuevo modelo pretende sustituir el modelo productivista tradicional, que es muy simple y se basa en sólo tres elementos (el modelo de fertilización NPK: nitrógeno fósforo y potasio), cuando en realidad una planta necesita entre 35 y 40 elementos diferentes”. Este modelo, añade el especialista, está obsoleto y ha ido empobreciendo el suelo, reduciendo su fertilidad y favoreciendo la aparición de enfermedades y plagas. Se trata de una agricultura que aúna “tradición, precisión e innovación” añade García.

GeaOrgància se presenta en la Feria de Sant Miquel
GeaOrgància es una empresa recién creada, formada por varios técnicos, que han unidos sus especialidades (agricultura convencional, regenerativa, ecológica, biodinámica, manejo del suelo, etc.) para dar respuesta a las nuevas exigencias del profesional del campo.

La firma desarrolla tareas de análisis y diagnóstico del suelo (grado de fertilidad), del agua de riego (salinidad…), del paramagnetismo, etc., lleva a cabo la formación y el asesoramiento al agricultor para que aplique correctamente los criterios establecidos, además de hacer un seguimiento de 3, 4 o 5 años del plan prescrito y de sus resultados. El objetivo es que la tierra tenga el equilibrio mineral y la riqueza microbiológica necesaria para producir buenas cosechas.

Esta agricultura se basa en tres ejes; es ecológicamente regenerativa (restaura el potencial de los ecosistemas), económicamente rentable (reduce los costes variables e incrementa los rendimientos) y se socialmente cohesionando (crea empleo y riqueza local). Este planteamiento no sólo pasa por dejar de utilizar elementos tóxicos, se fundamenta también en regenerar los espacios degradados y ofrecer productos a precios asequibles.

 

sm2016-jtgeaorganica

Print Friendly, PDF & Email