El sector agroalimentario está muy tecnificado, pero poco digitalizado

En los hábitos de compra la alimentación es el cuarto sector con más usuarios del comercio electrónico en España

 

“Somos potencia mundial en la producción de muchos productos agroalimentarios, como pueden ser el vino, los cítricos, el aceite de oliva, etc., pero nos falta cierta capacidad de innovación. El sector agroalimentario de España es un sector muy tecnificado, pero poco digitalizado”. Así se ha expresado Paz Cambray, experto en marketing digital, en su intervención en la jornada sobre “Internet, una oportunidad para el sector agrario?”, que se ha desarrollado esta tarde en la Feria de Sant Miquel de Lleida.

Cambray ha comentado que “debemos tener acceso a los alimentos a un precio justo y que corresponda con la realidad y, actualmente, esto no es así. Es necesario un paralelismo entre la producción y el consumo y dar valor al producto, y en este ámbito la digitalización puede ayudar en gran medida”.

El sector agroalimentario cuenta con más de 28.000 empresas y una producción de 93.238 millones de euros anuales, además de una capacidad de exportación muy relevante gracias al desarrollo de las políticas de e-commerce. Según Cambray, se calcula que a mediados de siglo el planeta tendrá un tercio más de personas que alimentar y que cerca del 70% de la población vivirá en las grandes ciudades, un 21% más que hoy en día.

El ponente también ha recalcado el gran perjuicio que suponen los intermediarios tanto para el productor como para el consumidor. “Según datos de la Coordinadora Estatal de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), las cadenas de intermediarios suelen obtener, casi sin asumir riesgos, un margen de beneficio que a menudo supera el 450%”, explicó Cambray. “Los intermediarios incrementan el precio que pagan los consumidores y los agricultores reciben unas contrapartidas muy inferiores a las que podrían y deberían obtener”, dijo.

En cuanto a los cambios que se están llevando a cabo a nivel digital, en los hábitos de compra la alimentación es el cuarto sector con más usuarios del comercio electrónico, por detrás de sectores como el de viajes y moda. Cambray ha explicado algunos de los beneficios que se desprenden de la venta por Internet, como son los costes más bajos, la comodidad, un mercado global, la accesibilidad, la rapidez, una comunicación fácil (canal directo con el cliente), una imagen de marca (fomenta la marca propia) y la reputación on line, ya que el cliente lo percibe como una empresa que aporta valor.

Por su parte, Àfrica Peitx, técnica de Agrosolucions2.0, ha explicado que el objetivo de la jornada ha sido “dar a conocer al sector agrario las nuevas y diferentes herramientas digitales que disponemos hoy en día (e-commerce, marketplaces o las redes sociales), para entrar en contacto con el cliente y abrir nuevas oportunidades de negocio”.

La sesión también ha servido para aportar las pautas básicas para digitalizar cualquier negocio agroalimentario, con técnicas para mejorar la presencia on line, posicionamiento, seguimiento e interpretación de los datos.

 

sm2016-jornadainternet

 

Print Friendly, PDF & Email