El municipalismo catalán reclama una ley de financiación local justa

El presidente de la Diputación de Barcelona ha inaugurado hoy Municipalia, salón que cuenta con 325 expositores directos y un amplio programa paralelo de 49 actividades

 

Las entidades locales han reclamado hoy en el marco de la inauguración de la 16ª edición de Municipalia (Salón Internacional de Equipamientos y Servicios Municipales), certamen que se desarrolla del 18 al 21 de octubre en la ciudad de Lleida, una Ley de Financiación Local justa que se adapte a la realidad para que se puedan continuar ofreciendo a los ciudadanos los servicios públicos básicos con la máxima calidad posible. Además, han apostado por coordinar proyectos comunes para evitar duplicar servicios y conseguir un ahorro en el gasto.

 

El presidente de la Diputación de Barcelona, Salvador Esteve, ha reconocido que “los gobiernos municipales estamos cuadrando las cuentas con el objetivo de trabajar para ofrecer los servicios públicos básicos y mantener su calidad”. Esteve ha dicho que “hay que gobernar en positivo, compartir ideas y proyectos y trabajar con profesionalidad y tenacidad para salir de la crisis”. Ha insistido en la petición de una “financiación local justa de acuerdo con la realidad para mantener el importante papel que los ayuntamientos tienen en el desarrollo de la sociedad”. Salvador Esteve ha manifestado que “unos cuantos meses después de la celebración de las elecciones generales, las administraciones tenemos que revisar, de manera serena, nuestro papel en la sociedad y adecuar nuestras funciones a lo que el ciudadano espera”.

 

El alcalde de Lleida y presidente del Patronato de la Fundación La Fira de Lleida, Àngel Ros, ha manifestado que “los ayuntamientos necesitan una Ley de Financiación Local para continuar con nuestra contribución al mantenimiento del estado del bienestar”. Ros ha sido contundente al afirmar que, “a pesar de la crisis y la disminución de los ingresos, los ayuntamientos tenemos como prioridad la atención social, aunque para ello tenemos que recurrir al endeudamiento”.

 

Àngel Ros ha recalcado que “es básica la cooperación entre todos los entes locales con la mancomunidad de servicios y, si es necesario, tenemos que reducir administraciones y no crear nuevos niveles”. Ros ha añadido que “los ayuntamientos debemos tener la capacidad de promover la economía y crear ocupación en el entorno geográfico donde trabajamos, ya sea impulsando viveros de empresas, parques tecnológicos o entes turísticos”. Ros ha recordado que la edición de este año de Municipalia se centra en la aplicación de las nuevas tecnologías en los equipamientos y en los servicios municipales para permitir la reducción de costes y conseguir la eficiencia energética. Así, las jornadas que se desarrollan giran en torno a las energías renovables, la gestión ambiental, las TIC, la reducción de residuos, la eficiencia en el alumbrado, etc.

 

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Lleida y presidente de la Comisión Delegada del Patronato, Joan H. Simó, ha dicho que Municipalia cumple con los objetivos que persigue la entidad cameral como son les de ser una herramienta de transferencia tecnológica y de conocimiento, además de un encuentro obligado de empresas líderes en los sectores de los equipamientos y los servicios municipales. Simó ha destacado la misión comercial inversa que la Cámara de Comercio e Industria de Lleida organiza en el marco del salón con compradores de Brasil del sector de equipamientos y servicios municipales.

 

El presidente de la Diputación de Lleida y vicepresidente del Patronato, Joan Reñé, ha denunciado que “el 30% de los gastos que tienen que afrontar las administraciones locales corresponden a servicios impropios a sus competencias”. Reñé ha insistido en “el establecimiento de fórmulas de cooperación entre los entes locales para evitar que haya consistorios que avancen a diversas velocidades y con el objetivo de conseguir una mayor eficiencia y garantizar que se ofrezcan a los ciudadanos los servicios más básicos con el mínimo gasto posible”.

 

El delegado del Gobierno de la Generalitat en Lleida, Ramon Farré, ha dicho que hay que ser prudentes y no cargar a las administraciones los efectos de la actual crisis económica. Farré ha añadido que “las administraciones locales y supramunicipales tenemos que dar ejemplo de cohesión y fortaleza y luchar junto a los ciudadanos para conseguir salir de la crisis”. También ha pedido una Ley de Financiación Local, que se establezcan las responsabilidades que cada administración tiene que asumir según sus competencias y ha reclamado un replanteamiento del Plan Único de Obras y Servicios de Cataluña.

 

 

Print Friendly, PDF & Email