Fira de Lleida, ocho siglos de historia

La tradición ferial en la ciudad de Lleida es muy antigua y está documentada ya en la época medieval y, más concretamente, el 23 de agosto de 1232, fecha en que el rey Jaime I concedió a la ciudad el privilegio de celebrar una feria anual de 10 días de duración a partir del día de San Miguel, en el mes de septiembre. Hay que hacer notar que durante la Edad Media las ferias de Lleida tenían ya un carácter internacional, dado que reunían comerciantes y mercaderes de Toulouse, Montpellier y otras localidades del sur de Francia.

Privilegio real de Jaime I, 23 de agosto de 1232

Privilegio real de Jaime I, 23 de agosto de 1232

 

Esta actividad ferial se mantuvo a lo largo de los tiempos, con algunas interrupciones, hasta llegar al siglo XX, en el que como consecuencia del espíritu de progreso de la sociedad leridana surgen diversas iniciativas para promocionar la economía agrícola de la zona como es el Concurso de Tractores y Exposición de Maquinaria Agrícola de 1921, promovido por la Mancomunidad de Cataluña, la Exposición de Frutas y Flores organizada por el Ateneo Leridano en 1929, o una nueva Exposición Agrícola celebrada el año siguiente.

1946 marca el inicio de la actividad moderna de Fira de Lleida, con la organización de una exitosa Exposición Agrícola Ganadera e Industrial, la primera de la posguerra y embrión de la actual Feria Agraria de Sant Miquel. En 1955, el Ayuntamiento de Lleida anuncia la intención de celebrar una feria de periodicidad anual, y desde 1956 se organiza una Feria de Muestras bajo la advocación de San Miguel y que da especial protagonismo a la maquinaria agrícola, la fruta y la ganadería. En 1960, coincidiendo con la consolidación del sector frutícola en la economía leridana, se celebra un congreso internacional de la fruta; la iniciativa constituyó la semilla de la celebración del salón Eurofruit y potenció la proyección internacional de la Institución ferial.

Exposición ganadera del año 1946

Exposición ganadera del año 1946

 

La trayectoria iniciada en 1946 se consolida la década de los 60 con la creación de la Institución ferial leridana, que se adhiere a la Asociación de Ferias Españolas (AFE). Las principales funciones de la entidad son la organización de ferias y congresos (de ámbito local, nacional e internacional), la gestión del recinto ferial –ubicado en la orilla izquierda del río Segre, en el corazón de la ciudad de Lleida– y la colaboración con otras actividades de carácter económico.

Exposición de maquinaria del año 1959

Exposición de maquinaria del año 1959

 

La década de los 80 es clave en el crecimiento de la entidad, con un notable aumento del número de salones organizados por Fira de Lleida, la inversión en instalaciones (construcción del Pabellón 3 y creación de los salones de congresos) y la profesionalización de la gestión ferial. Un hito importante fue la creación, en 1981, de Municipalia (Salón Internacional de Equipamientos Municipales), certamen pionero en España que se ha consolidado como una muestra de referencia internacional en el ámbito de los equipamientos y los servicios municipales.

Primera edición de Municipalia del año 1981

Primera edición de Municipalia del año 1981

Construcción del Pabellón 3 el año 1985

Construcción del Pabellón 3 el año 1985

 

Durante los años 90 se mantiene la tónica de crecimiento. Los años 1995-96 Fira de Lleida participa activamente en la fundación de la Federación de Ferias de Cataluña (FEFIC).

Primera edición de Eurofruit el año 1986

Primera edición de Eurofruit el año 1986

 

El inicio del siglo XXI –año 2000– coincide con la transformación de la Fira de Lleida en una Fundación que permite optimizar la gestión operativa y económica de la entidad. En el transcurso de la primera década del nuevo milenio la Institución ferial da un fuerte impulso a la actividad ferial en la ciudad de Lleida. Cabe destacar también que en 2003 tiene lugar la inauguración del Pabellón 4, lo que proporciona a la Fira de Lleida un total de 12.750 m2 de superficie cubierta.

Desfile del salón DeNuvis el año 2008

Desfile del salón DeNuvis el año 2008

 

Actualmente, Fira de Lleida dispone de una superficie total de exposición de 70.000 m2, 5 salones y salas con capacidad para 700 congresistas, amplios aparcamientos y conexiones directas con el centro de la ciudad y con La Llotja–Palacio de Congresos de Lleida. Además, el recinto está perfectamente comunicado con la estación del AVE y con las vías rápidas que unen Lleida con Barcelona y Francia, por un lado, y con Zaragoza, Madrid y el resto de España, del otro.